Actualidad TouRail


Conmemoración del centenario de la estación de Toledo



24/04/2019

Se han organizado diversas actividades para conmemorar el centenario de la estación de ferrocarril de la ciudad

Se cumplen cien años de la inauguración de la estación de ferrocarril de Toledo. Para celebrar este centenario, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Adif y Renfe han puesto en marcha una serie de actividades que desarrollarán a lo largo del año y que se inician con un concierto del Coro de la Fundación el miércoles 24 de abril, fecha de la inauguración del edificio de la estación.

El concierto tendrá lugar a las 19:00 horas en la estación de Toledo, con un programa muy variado en el que predomina la música popular, como las conocidas canciones “A la Fuente del Olivo”, “Se equivocó la paloma”, “Edelweiss” o “¡Viva Madrid!”, entre otras.

Las actividades conmemorativas tienen su origen en un acuerdo entre el Ayuntamiento de Toledo y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). La Fundación de los Ferrocarriles Españoles, como institución que tiene entre sus objetivos la preservación y divulgación del patrimonio histórico ferroviario, participa en la organización del programa de actividades, que también cuenta con el apoyo de Renfe.

El edificio de viajeros de la actual estación de Toledo, considerado como uno de los más emblemáticos y representativos del estilo neomudéjar, fue declarado en 1991 Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, e integrado en el Patrimonio Histórico Español. Obra del arquitecto Narciso Clavería, que redactó el proyecto para la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA), es un soberbio edificio cuyo diseño consiguió aunar funcionalidad y estética.

Se compone de un pabellón central, flanqueado por dos alas laterales de menor altura en uno de cuyos extremos se levanta la torre del reloj, elemento inusual en una estación. El gran vestíbulo es de una gran riqueza ornamental, con mosaicos de azulejos, celosías, taquillas y lámparas forjadas, en los que se reconoce la mano de maestros toledanos como Ángel Pedraza (azulejería) y Julio Pascual (forja). Sobresale, asimismo, la marquesina de hierro sostenida por delgadas columnas de la fachada de los andenes, en la que se repiten los arcos de herradura polilobulados, los frisos de ladrillo y las almenas escalonadas de la fachada de acceso.

Esta estación de proporciones majestuosas y elementos decorativos de gran belleza es actualmente la terminal de los trenes de alta velocidad que comunican Madrid con Toledo.